February 08, 2022

Transferencia de riqueza: Siguiendo al dinero

“Ha comenzado la mayor transferencia de riqueza de la historia moderna”, según un
informe
en el Wall Street Journal. Y, con el gran mordisco de la reforma fiscal a los valores del patrimonio
fuera de la mesa
al menos
por ahora
muchos de tus clientes mayores pueden estar pensando seriamente en sus herencias.

Y estos legados serán significativos. A 31 de marzo de 2021, según los datos recogidos por la Reserva Federal, los estadounidenses de 70 años o más tenían un patrimonio neto total que alcanzaba casi los 35 billones de dólares. Para 2042, se calcula que unos 70 billones de dólares cambiarán de manos, incluidos unos 9 billones que irán a parar a organizaciones benéficas, según
investigación
realizada por Cerulli Associates.

Cuando asesores a un cliente de edad avanzada, una parte importante de la conversación consistirá en determinar los mejores vehículos de donaciones benéficas para alcanzar los objetivos comunitarios de tu cliente, en particular evaluando el papel potencial de un fondo asesorado por donantes o una fundación privada. Cada vez más, tus clientes se informan sobre sus opciones en
medios de comunicación
y es probable que estén más informados que nunca sobre las opciones de donaciones benéficas, sobre todo a raíz de los recientes giros relacionados con la posible reforma fiscal.

He aquí algunos puntos clave que debes tener a mano para esas conversaciones (¡cuando descuelgues el teléfono para llamar al equipo de la fundación comunitaria!)

-Crear un fondo asesorado por un donante en la Fundación para el Condado de Delaware no cuesta nada, y los gastos corrientes son mínimos.

-Un fondo asesorado por donantes puede crearse rápidamente, en una semana o incluso días. Una fundación privada, por el contrario, requiere establecer una entidad legal a través de los registros del estado y de Hacienda.

-La donación de activos difíciles de valorar a un fondo asesorado por donantes ofrece mejores ventajas fiscales (deducción del valor justo de mercado) que una donación de los mismos activos a una fundación privada (deducción de la base de coste).

-Un cliente puede deducir una parte mayor del AGI(por ejemplo, deducible en efectivo hasta el 60% del AGI) con una donación a un fondo asesorado por donantes que con una donación a una fundación privada(por ejemplo, deducible en efectivo hasta el 30% del AGI).

-Las operaciones de un fondo asesorado por donantes a través de la fundación son muy sencillas, sin necesidad de declaraciones fiscales.

-A veces, tanto una fundación privada como un fondo asesorado por donantes son herramientas útiles para alcanzar los objetivos benéficos de un cliente. La Fundación puede ayudarte a desarrollar una estructura para tu cliente que maximice los beneficios de cada vehículo dentro de una estrategia filantrópica global.

A continuación, considera la posibilidad de animar a tus clientes a que hagan donaciones benéficas como parte de “vivir a lo grande” en sus años dorados, especialmente a la luz de una
tendencia emergente
de que algunos jubilados gastan su dinero en vez de regalarlo.

Por último, recuerda a tus clientes que el mejor momento para establecer sus planes filantrópicos es ahora mismo. Siendo proactivo, tu cliente no tiene nada que perder y mucho que ganar al asegurarse de que se cumplen sus deseos benéficos. A tal fin, la Fundación trabaja regularmente con asesores que ayudan a clientes que desean establecer “fondos ficticios” para recibir legados tras su fallecimiento. Un fondo ficticio permite al cliente describir sus intenciones benéficas, incluyendo el nombramiento de asesores y la sugerencia de organizaciones sin ánimo de lucro para recibir las distribuciones del fondo, con el fin de guiar a los herederos a través del legado benéfico del cliente. Tu cliente puede dar nombre al fondo, e incluso disponer que el consejo de administración de la fundación comunitaria trabaje con los asesores para conceder subvenciones y evaluar el impacto. Un acuerdo de fondo ficticio puede modificarse en cualquier momento antes del fallecimiento de tu cliente.