February 01, 2019

Servicios sanitarios de ChesPenn destacados

En 1973, ChesPenn Health Services abrió sus puertas con un pediatra que atendía a los pacientes en un remolque de doble ancho en Chester. En la actualidad, ChesPenn atiende a más de 13.000 pacientes médicos y 5.000 pacientes dentales, muchos de los cuales viven en el nivel federal de pobreza o por debajo de él. Este Centro de Salud Federalmente Cualificado proporciona atención sanitaria primaria y preventiva integral, atención dental y servicios sociales a familias y personas desatendidas. Alrededor del 85% de los pacientes están cubiertos por Medicaid, pero ChesPenn se compromete a prestar atención independientemente de los ingresos o de la situación del seguro. Cada centro de salud (situados en Chester, Upper Darby y Coatesville) está muy integrado. Si un paciente acude por un problema médico y el personal se entera de que no puede permitirse comprar alimentos, se le pondrá en contacto con un programa de asistencia alimentaria.

Una de las pacientes de ChesPenn desde hace mucho tiempo es “Stella”, una mujer de 59 años que padece hipertensión, diabetes de tipo II, enfermedad renal crónica, problemas hepáticos y ha tenido un historial de derrames cerebrales. Tras su último alta hospitalaria, tuvo que concertar citas de seguimiento con siete especialistas. Tras seis visitas a urgencias, el personal de ChesPenn, dirigido por la Dra. Tina Ahmadinejad, en la foto de arriba, la ayudó a gestionar múltiples medicamentos, visitas a especialistas, transporte a cada cita y equipo médico. Se añadirán trabajadores sanitarios comunitarios al equipo de Stella, para que pueda tener un nivel adicional de apoyo en su casa que le ayude con el asesoramiento continuo sobre salud y nutrición, el seguimiento de su régimen de medicación y el cumplimiento de las citas médicas.

Esta coordinación de cuidados intensivos ha sido decisiva para mantener a Stella sana y fuera del hospital. Hoy se encuentra mucho mejor y lleva tres meses sin acudir a urgencias ni ser hospitalizada.

Con una subvención inaugural de la Fundación para el Condado de Delaware, ChesPenn ha iniciado un Programa de Pacientes de Cuidados Complejos para atender mejor a los pacientes de alto riesgo y recurrentes como Stella. El cuidado de Stella es un bello ejemplo de cómo funciona el Programa de Cuidados Complejos. Los pacientes de alto riesgo se identifican por las visitas repetidas a urgencias, las hospitalizaciones y el uso de múltiples medicamentos. Un coordinador de servicios sociales ayuda a los pacientes de alto riesgo a comprender por qué es importante comer bien y programar visitas regulares al médico. También ajustan el entorno físico del paciente para que se adapte mejor a sus necesidades de salud, y promueven la nutrición y el ejercicio (si pueden). El programa se iniciará en Chester y se ampliará a otras localidades si consiguen financiación adicional y pueden encontrar trabajadores sanitarios cualificados, lo que también supone un reto.

Para más información sobre ChesPenn Health Services y para saber cómo puedes apoyar a esta organización, visita su sitio web.