June 01, 2022

Encontrar lo bueno, dar como estrategia de riqueza y una invitación abierta

Puede ser difícil ver el bien en las personas cuando las excepciones desgarradoras parecen dominar la vida moderna, pero merece la pena recordar que la filantropía – “amor a la humanidad”- está viva y goza de buena salud. Un estudio de la Universidad de Stanford indica que el sentido de comunidad y las llamadas a la acción ayudan a alinear a las personas en torno a valores comunes. De hecho, los ejemplos de filantropía de alto nivel, desde el Carnegie Hall hasta los manatíes, contribuyen a reforzar la idea de que las personas pueden convertir el altruismo en acción mediante su liderazgo y sus recursos económicos.

Es más, casi dos tercios de los filántropos con grandes patrimonios están de acuerdo en que las donaciones benéficas forman parte de su estrategia patrimonial global, según un estudio publicado recientemente por BNY Mellon, que recoge los resultados de una encuesta realizada a personas con activos invertibles de al menos 5 millones de dólares. Una vez más, la conclusión para los asesores es que, en cualquier situación, es importante preguntar al menos si el cliente desea incorporar las donaciones benéficas a sus planes financieros y patrimoniales. Si la respuesta es afirmativa, el equipo de la Fundación está a una llamada de distancia para orientarte y servirte de caja de resonancia.

Las intenciones benéficas de tus clientes, unidas a la capacidad de la fundación para estructurar fondos asesorados por donantes y otros vehículos de donaciones benéficas para cumplir los objetivos financieros y de impacto comunitario de tus clientes, crean muchas oportunidades para que trabajemos juntos. La oferta está siempre abierta para que nuestro equipo se pase por tu oficina para desayunar, comer o incluso como pausa de mediodía para intercambiar ideas. Nos encantaría ayudarte a que tus clientes marquen la diferencia en nuestra comunidad.